Uniforme del manipulador de alimentos

¿Puede un cocinero o camarero vestir de negro?

Hoy os traemos un tema MUY CONFLICTIVO: ¿cómo debe vestir el manipulador de alimentos?

Hoy vamos a resolver dudas sobré lo que tiene que llevar el manipulador de alimentos: si debe llevar gorro, mascarilla o guantes, pero, sobre todo, vamos a intentar aclarar qué características tiene que tener el uniforme de trabajo.

Pues bien, empecemos por el principio:

¿Cuál es el objetivo del uniforme del manipulador de alimentos?

La ropa de trabajo que utilizan los manipuladores de alimentos en el desempeño de su trabajo tiene dos grandes objetivos:

  1. Proteger a las personas que trabajan con los alimentos: un ejemplo muy claro sería el uso de guantes de horno para evitar quemaduras o el uso de guantes de malla para evitar cortes.
  2. Evitar contaminaciones del manipulador de alimentos al producto. Un ejemplo muy sencillo lo tenemos en el uso de gorros o cubrecabezas para impedir que pueda caer un cabello en el alimento.

Estos dos objetivos tienen la misma importancia, no se puede cumplir uno sin cumplir el otro, es decir, que, si para proteger el manipulador de alimentos de cortes tenemos que utilizar guantes de malla, estos guantes, además de cumplir la función de evitar los cortes, tienen que garantizar que no provoquen ninguna contaminación al alimento. Por ello estos guantes deben estar siempre limpios y desinfectados, no pueden estar oxidados ni en mal estado, etc.

Teniendo en cuenta estos dos objetivos que siempre debe cumplir la ropa de trabajo del manipulador de alimentos, pasamos a la siguiente pregunta:

¿Qué elementos debe incluir el uniforme del manipulador de alimentos?

Pues depende.

Depende del puesto que se ocupe, del tipo de alimentos que se manipule, de los procesos, etc. Pero de forma general podemos incluir dentro de la vestimenta del manipulador de alimentos los siguientes elementos:

  1. Camisa y pantalón de trabajo: estas prendas actúan como barrera entre la piel y el ambiente que nos rodea. Se recomienda que los pantalones cubran toda la pierna para que en caso de que por ejemplo se nos caiga un chuchillo, se dificulte el corte.
  2. Zapatos de seguridad: son un elemento muy importante porque deben de evitar resbalones, golpes, aplastamientos. Deben ser cómodos para el trabajador esté más cómodo durante su jornada y se eviten malas posturas e incluso lesiones.
  3. Delantal: se utilizan a modo de doble protección, especialmente cuando se realizan tareas muy sucias o para evitar mojarnos en ciertas tareas. Siempre hay que evitar que tengan los lazos sueltos, porque se pueden enganchar y provocar accidentes, derrames… y poner en riesgo la salud del manipulador.
  4. Gorro, cubrecabezas o cofia: son fundamentales para evitar que algún cabello caiga en el alimento y por ello mismo, es muy importante que cubran la totalidad del cabello. En muchas ocasiones vemos que se dejan parte del cabello por fuera, por ejemplo, los flequillos, y claro, si queda cabello fuera del gorro puede caer sobre la comida y contaminarla.
  5. Guantes: podemos encontrar muchos tipos de guantes, como los guantes de malla para evitar cortes, guantes impermeables para ciertas operaciones de limpieza, o los guantes térmicos para evitar quemaduras. En estos casos se busca principalmente proteger la salud del manipulador. Pero también podemos usar guantes de un solo uso para evitar la contaminación de los alimentos.

En este último caso, el uso de guantes de un solo uso, es importante saber qué tipo de guantes usar, cuando usarlo y cómo usarlo porque si no se hace bien, pueden dar más problemas que soluciones como te comentábamos en nuestro blog “uso de guantes en restauración, ¿sí o no?”

  1. Mascarilla, cubrebocas y cubre barbas: ahora su uso está muy extendido pero los manipuladores de alimentos deben de utilizar mascarilla, cubrebocas o cubre barbas siempre que vayan a manipular alimentos “desnudo”, especialmente cuando sean alimentos listos para consumo, que ya no van recibir ningún tratamiento que elimine los posibles microorganismos que puedan caer en él.

Y estos serían básicamente los elementos que deben incluirse en el vestuario del manipulador de alimentos.

Estas normas buscan cumplir el objetivo dos del uniforme del manipulador de alimentos, evitar contaminaciones de los alimentos y garantizar así su inocuidad alimentaria.

Uniforme exclusivo para el puesto de trabajo

Por ello, una de las primeras claves es que todos los elementos que forman parte del uniforme de trabajo del manipulador de alimentos sean exclusivos para el puesto de trabajo.

No se puede utilizar la misma ropa para trabajar que para hacer la compra por ejemplo o hacer otras actividades. 

¿Por qué?

Para evitar las contaminaciones cruzadas a través de la ropa de trabajo.

Si por ejemplo vamos al trabajo con el uniforme de trabajo puesto, esa ropa se va a contaminar de camino al trabajo, en el coche, en el bus, en la calle… y vamos a llevar esa suciedad y contaminación al puesto de trabajo.

Un ejemplo muy claro lo vemos en los zapatos. Si usamos los zapatos de la calle en nuestra cocina estamos llevando la suciedad de la calle a nuestras instalaciones.

Por ello siempre tenemos que tener ropa exclusiva para el puesto de trabajo y vestirnos con ella en el centro de trabajo, en los vestuarios habilitados para ello.

Uniforme de fácil limpieza y desinfección

Por todo lo comentado se desprende que debemos mantener unos altos niveles de limpieza y desinfección en todos los elementos que componen nuestra ropa de trabajo, por ello debe ser capaces de soportar que constantemente sean lavadas y desinfectadas. De forma general, se recomienda lavar el uniforme en la lavadora, sin mezclar con otra ropa, en un programa de 60ºC al menos durante 30 minutos.

Hay elementos que no admiten este tipo de limpieza o pierden su eficacia, por lo que se usan de usar y tirar como los guantes o mascarillas.

El color del uniforme del manipulador de alimentos

Un aspecto muy conflictivo del uniforme de trabajo del manipulador de alimentos es su color. Estamos acostumbrados a ver camareros y cocineros vestidos de negro, pero que nos hayamos acostumbrado no quiere decir que sea una buena práctica correcta.

La ropa de trabajo debe ser de colores claros.

¿Por qué?

Porque en los colores claros se puede detectar fácilmente, a simple vista la suciedad, y así podemos actuar (podemos cambiarnos si es necesario).

En colores oscuros como el negro, la suciedad pasa desapercibida, pero está ahí. Contaminando. Y, por lo tanto, no cumple con el objetivo de evitar contaminar a los alimentos.

Otros elementos del uniforme del manipulador de alimentos

Otra clave muy importante del uniforme del manipulador de alimentos son los elementos que pueden presentar. Ya hemos comentado que por ejemplo el delantal no puede llevar los lazos sueltos para evitar enganches que puede provocar accidentes. 

Pero también es muy importante que el uniforme no tenga botones. Porque estos se pueden desprender y caer a los alimentos. Tampoco debería tener bolsillos en la camisa, porque en esos bolsillos podemos poner elementos sueltos, como bolígrafos, y estos se pueden caer contaminado a los alimentos.

Ya ves que son muchos detalles, algunos son muy básicos y todos los conocemos, pero otros errores son muy comunes por desconocimiento, por falta de formación.

Por eso siempre os recomendamos nuestra formación de manipulador de alimentos en la que vemos con detalle cada uno de estos puntos para garantizar que nuestros manipuladores son los mejores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.